Ninos Viajeros

Por el momento andamos solo dos, y es que aún no somos padres. Sin embargo, sabemos que muchas personas con hijos tienen el deseo de viajar, y no solo eso, sino hacerlo con sus pequeñines. Para algunos puede esto parecer una hazaña (incluyéndonos), pero realmente no es imposible. Siempre hemos dicho que cuando nos toque la bendición de ser padres queremos llevarlo a viajar y contagiarlo con el mismo deseo de conocer el mundo que nosotros tenemos.

Así que, para beneficio de todos esos papás que nos leen con muchas ganas de emprender una aventura junto a sus hijos, le hemos pedido a 4 madres de pequeños viajeros que nos den algunos de sus tips para hacer de las vacaciones unas llevadera y memorables. Y prepárense, que estos chiquitines han viajado a los destinos que muchos tenemos en el bucket list. Paulina, William, Camila y Marina ya tienen fotos en algunos de los lugares más famosos del mundo y millas de vuelo acumuladas. A continuación algunos de los consejos que te pueden servir para tu próximo viaje en familia:

Durante la planificación:

1. Cuéntales para dónde van de una forma entretenida

“Le enseñamos en el mapa nuestro próximo destino con tiempo y le vamos contando cosas de esa ciudad. Un poquito de historia como un cuento.”

“Antes del viaje buscamos vídeos en YouTube de Cuzco y Machu Picchu, y vimos películas como The Emperor’s New Groove. También compré por Amazon un libro sobre historia Inca para niños y lo leíamos en las noches.”


2. Déjalos que documenten SU viaje

 

“Le compramos una cámara apropiada para su edad y le explicamos lo importante que es la fotografía, que cuando regrese a casa va a poder volver a ver la ciudad que visitamos. Eso le fascina, busca qué ver tras la cámara y así observa y recuerda más cosas de cada lugar.”

“Para el viaje le di una cámara para que documentara su viaje. También tenía una libreta, pero no la usó mucho.”

niño foto Machu Picchu

3. Un niño saludable es un niño feliz

“Antes de viajar la llevamos al pediatra y le pone como un “boost de vitaminas” para que no se enferme.”

 

“Nos aseguramos de que llevamos todo lo que podamos necesitar.  Esto incluye medicamentos. El pediatra de tu niño te proveerá un listado y recetas para viajes. Los más básicos incluyen Tylenol, Benadryl y cualquier otro medicamento rutinario. Viajando con niños siempre es mejor precaver que tener que remediar.”

niña feliz

4. Asegúrate de que puedes llevar su comida para el vuelo

“Una de mis grandes preocupaciones fue si me permitían llevar una lata de leche Klim en el bulto carry on. Para esto tuve que llamar a la línea aérea y resulta que sí. Tanto las leches en polvo como líquidas para bebés son productos que el TSA nunca te va a quitar.”

5. Busca un hospedaje en el que puedas tener y adquirir meriendas

“Resulta conveniente tener nevera en el lugar que se van a hospedar para así poder tener siempre leche fresca y las comidas de bebé.”

“A la hora de seleccionar un hotel hay que buscar mucha información sobre el área y que tenga supermercados cerca para que puedan adquirir meriendas y siempre tenerlas, como yogurt, jugos y frutas.”

Durante el vuelo:

6. Verifica el menú de niños para vuelos largos

“En los vuelos de las líneas aéreas Condor puedes seleccionar de un menú preparado para niños por un costo de 7 euros. Súper conveniente.”

7. Tenles MUCHO entretenimiento para el vuelo

“Es bueno verificar que la aerolínea ofrezca programación para niños como películas y el canal de Disney. Eso ayuda muchísimo a mantenerlos entretenidos.”

“Para largas horas no solo llevar el ipad, sino libros de pintar, plasticina, kit para que hagan collares y pulseras, y tener todo esto escondido hasta que estén en el avión.”

“Traté de que los vuelos más largos (de ida y vuelta) coincidieran con su horario normal de dormir. Para cuando están despiertos, los niños se entretienen con cualquier cosa, lo que no les gusta es tener siempre lo mismo porque se aburren y comienzan a portarse mal. Llevé lápices de colores y mini libretitas que conseguí en las mismas tienditas de cada aeropuerto, stickers, libros de colorear y por supuesto, su tableta con películas y juegos para momentos de crisis verdadera.”

“En mi mochila tenía guardado (él no lo sabía) cositas que surgían de la nada cuando comenzaba a incomodarse como dulces, figuras de lego, hot wheels. Cosas pequeñas que no ocuparan mucho espacio.”

niña leyendo

Coche y ropa:

8. Llévale ropa adecuada para el clima, y por si acaso

“La visto con muchos layers. Si calienta el día le quito y como de costumbre estamos hasta bien tarde en la noche por las calles, pues le vamos volviendo a poner los layers que le fuimos quitando.”

“Como era invierno me lleve ropa de frío que estaba por quedársele, pero que podía aprovechar en un último viaje. A nuestro regreso la donanos a una familia en un mercado local.

“Me llevo una ziplock con una muda de ropa que sea cómoda. Como un set deportivo para cualquier accidente.”

“Le llevamos una capa de lluvia. Siempre andábamos con ella en la mochila y mira que nos fue útil.  Eso y una capa que tuvimos que comprar para el coche que es como un plástico que se le pone encima.  En París no solo llovió mucho, sino que hizo mucho frío. Aunque decían que iba a hacer calor, si no le llego a llevar esos dos abriguitos se me hubiese enfermado con el frío. El clima es inesperado, so better safe than sorry.”

niña con sombrilla

9. Zapatos cómodos y que lo protejan

“Los zapatitos que le cubran bien los pies. En nuestro caso nos gustan las tenis tipo botitas que la protegen del sucio de las calles y de alguna mala pisada.”

“Es importante llevarle zapatos cómodos y cerrados.”

niña viajando

10. Lleva el coche adecuado

“Andamos con un coche sombrilla. Si se cansa caminando o le da sueño no hay dificultad en seguir el recorrido.”

“Uno de mis mejores aliados para los destinos donde se toma mucho tren o hay mucha gente es el Ergobaby Carrier. Es súper cómodo y hace buen balance en el peso y no lastima la espalda. Siempre hay temor de que el coche se rompa o se pierda, así que muchas compañías que venden estos travel bags y coches tienen una garantía de que si sucede algo durante el viaje ellos cubren la reparación.


”

“En nuestro viaje utilizamos muchísimo la transportación pública (trenes, guaguas, taxis), así que es importante llevar un coche liviano y que no ocupe mucho espacio, ya que hay que abrirlo y cerrarlo cada vez que hay que montarse y bajarse de un lugar a otro. También en muchos lugares de Europa las calles no están pavimentadas con cemento ni brea, si no que tienen adoquines, por lo que el coche debe ser resistente a todo tipo de terreno. Se usa Y MUCHO. En mi caso usamos el Chicco Capri Stroller with Travel Bag y fue excelente. Trae el travel bag que muchas líneas aéreas en Europa exigen. Otro buen coche para viajes es el  Summer Infant 3D Lite Stroller, y su ventaja es que se reclina completo, lo que les ayuda a tener una siesta más cómoda.”

Niña en coche

Durante el viaje:

11. Déjalos JUGAR

“Cuando eres niño lo más que disfrutas es jugar. Durante el recorrido del Louvre ella escogía los cuadros que quería que le comprara como si anduviéramos de shopping de obras de arte.”

“Toda ciudad tiene áreas verdes, plazas o parques pasivos donde al principio o al final del día la llevamos a correr y jugar. No dejan de ser niños aunque viajen y les gusta jugar, así que siempre sacamos tiempo para jugar con ella en algún momento del día.”

niño piloto

12. Sé flexible

“Lo más importante es dejarlos ser libres. Al final del día ellos no escogieron ir y mientras más balance haya, más disfrutarán. Si quiere dormir que duerma, si quiere un helado que se lo coma y si algo le llama la atención llévalo a ver y explícale. Así todo será mucho más fácil.”

“No andamos con prisa, sino que tenemos una agenda flexible, pues te puede sorprender cuánto tiempo pueda querer pasar frente a algo que le llame la atención. Por ejemplo, frente a la escultura de Degas de la bailarina, ella no se quería mover como esperando que pasara algo. La cautivó. Los ratos largos frente a una fuente viendo rotar esculturas, o cuando ve a un artista en la calle haciendo mimos o burbujas son momentos para ella que no los puede pasar de prisa.”

“Aunque fui con mi agenda día por día, hora por hora, sabía que tenía que ser flexible. Ir al ritmo de ella, parar para que coma porque aguantan menos hambre. Así que hay que tener un norte, pero dejarlos que disfruten y se detengan a ver cosas que les llamen la atención, y hasta hacer cosas para ellos como ir a parques.”

NinosViajeros_033

13. Un niño sin hambre es un niño que se porta bien

“Paramos con frecuencia por panes, picadera, agua, jamón, postrecitos, ect. Nadie funciona con hambre.”

“Siempre llevo en mi mochila una ziplock con snack que sé que le gustan, porque no sabemos qué vamos a encontrar en el camino.”

viajando y comiendo

14. No cojas tours

“No cojas tours con anticipación. Es mejor cogerlos una vez estás en el lugar, como por ejemplo el Vaticano y Versalles. Compra los tours cuando llegas al lugar. Con niños uno nunca sabe qué te puede retrasar, así que te ahorras mucho estrés si no tienes un tour esperando por ti.”

hija y mamá viajando

15. Relájate, ellos también disfrutan viajar

“Contagiamos a nuestra hija con la sed de ver el mundo. No siempre podemos ir tan lejos, pero tratamos de que no importa el destino, se lo disfrute. La historia se aprecia a cualquier edad, y en todos lados tenemos algo de historia. Desde el Louvre hasta Segovia se los ha disfrutado al máximo. Ella juega a hacer maletas e irse de viaje a Rusia o China. Es hermoso viajar con ellos y ver que lo disfrutan hasta más que uno.”

padres e hijos viajando

Así que, con todo esto dicho, esperamos pronto saber de más pequeños viajeros andando por el mundo. Déjanos saber en los comentarios si viajas con tu prole y cuál consejo crees que debemos añadir.

Gracias especiales a las madres de estos viajeros que colaboraron con nosotros. ¡Rosángela, Anabel, Ivelisse y Patricia, GRACIAS mil!