Cosas para hacer en la vida

En unas cuantas semanas estaremos cumpliendo 30 años. Y de momento nos puede parecer el fin de nuestra juventud, la diversión y del mundo. Pero cabe recalcar que para nada nos sentimos viejos, por nada dejaremos de divertirnos, ni mucho menos se nos acaba el mundo. Al contrario, comienza una nueva década de aventuras nuevas. Y nos ponemos a mirar hacia atrás y pensamos que si tuviéramos la oportunidad de cambiar ciertas cosas quizás lo haríamos. Sin embargo hay muchas otras cosas que volveríamos a hacer sin pensarlo:

  1. Celebrar el cumpleaños lejos de casa, en otro idioma, con otra gente

Para muchas personas el día de su cumpleaños es EL DÍA. Nada puede salir mal. Pasan semanas planificando su fiesta y se aseguran de estar rodeados de familiares y amigos. Celebrarlo lejos de todo eso puede parecerles de lo más triste. Sin embargo, es todo lo contrario. No importa en qué parte del mundo estés, quienes verdaderamente te quieren se van a comunicar como sea para felicitarte. De igual forma, las personas que te rodean buscarán hacerte sentir especial, no importa que ni siquiera saben cómo te llamas.

ChiangMai_Portfolio_168

  1. Tomar café en todas y cada una de las ciudades que visitamos

Así como cada país tiene su cultura, su estilo de vida y su idioma, el café es hecho con un toque diferente en cada lugar. Al tomarlo, sentimos que aprendemos un poco más de cómo son. El café griego es fuerte, el italiano es suave, en Tailandia lo hacen dulce y en Japón lo hacen perfecto. No hay duda que algo nos quiere decir el café.

Atenas_Portfolio_355

      3. Volver a enamorarnos de nosotros mismos en una ciudad lejana

Nuestro compromiso en París fue sin duda un evento en nuestras vidas para recordar. Mientras la percepción que teníamos de esta ciudad francesa era de que no encontrábamos porqué le dicen la ciudad más romántica, la verdad es que el toque romántico se lo pone uno mismo a la ciudad que uno quiera.Paris Engagement

 

  1. Jugar en los casinos de Las Vegas

Mucho nos habían hablado de lo loco que puede ser jugar en los casinos de Las Vegas. Y pues como esto era “solo una vez en la vida”, había que jugar. La suerte nos acompañó por lo menos. De todos modos la adrenalina del juego vale la pena.

20Cosas1Vez002

  1. Entrar a una jaula con tigres

Después que uno hace cosas como esas es que uno se da cuenta de lo loco que fue. Y es que hasta ahora lo pienso y no estoy segura si volvería a entrar. Pero bueno, en los veintipico todo es posible. En los treintipico seguro lo hago de nuevo.

ChiangMai_Portfolio_128

  1. Romper la dieta sin pena

Cuando estamos en otro país, otra ciudad, otro destino, no le decimos que no a ningún postre. La dieta no existe fuera de casa. Si no, luego nos arrepentimos de no habernos comido ese gelato.

Viena_Portfolio_114

  1. No olvidarnos de los más queridos

Japón y Tailandia están llenos de templos budistas y lugares para hacer peticiones con mucha fe. Cuando pedimos para nosotros, pedimos para todos.

Tokio_Portfolio_119

  1. Probar la cerveza en Irlanda, aunque no me guste

¿Cómo es que estás en Irlanda y no vas a tomarte aunque sea un poco de cerveza? Tuve que olvidarme de que no me gusta y beber un poco, pues la cerveza es el idioma de los irlandeses y así me aseguré de entenderlos mejor.

DublinIrlanda_Portfolio_014

  1. Imaginarte una lucha de gladiadores en el Coliseo Romano

Aunque ya sean ruinas, la imaginación no tiene límites y te hace vivir la experiencia aún mejor. Así nos los imaginamos: el público, los gritos, la lucha, la emoción.

20Cosas1Vez005

  1. Ver nieve y sentir frío

Dicen que no es fácil vivir en el trópico, pero nunca estamos más seguros de que tenemos el mejor clima cuando aprieta el frío de verdad en otro país. Sin embargo, la emoción de ver la nieve y sentirla es fascinante. Que al final del día nos toca regresar al calorcito de casa y nunca está de más enfriarnos un poco.

NewYork_Portfolio_039


Lo más visto: 15 razones que te harán visitar Viejo San Juan más a menudo


  1. Correr bici en Ámsterdam, aunque parezca una hazaña

Nos encanta Ámsterdam y es por eso que siempre volvemos. Sin embargo, nunca nos habíamos atrevido a montarnos en una bici y mezclarnos en el tráfico a pedal de esta ciudad. Dicen que a la tercera va la vencida, y aunque por poco choco con un camión, todo fue de maravilla.

Amsterdam_Portfolio_408

  1. Comer pasta en Italia

Nada como el arroz y las habichuelas de los puertorriqueños. Del mismo modo nada como la pasta de los italianos. Así que nos olvidamos de la dieta low carb y comemos pasta, mucha pasta. ¡Una delicia!

20Cosas1Vez003

  1. Sentir el calor sofocante de Bangkok

Como mismo nos acordamos del calorcito tropical cuando estamos en el frío y la nieve, así mismo extrañamos el calor amable de Puerto Rico cuando visitamos Bangkok. Es así como uno aprende a apreciar lo que tiene y deja de quejarse tanto. ¡Mira que sudamos en Bangkok!

Bangkok_Portfolio_527

  1. Enviar postales desde una ciudad lejana

Tenemos Whatsapp, Facebook, email, en fin de todo para dejarle saber a los nuestros que estamos bien, en dónde estamos y qué estamos haciendo. Sin embargo, enviar postales como en los tiempos de antes y sorprender a la familia con alguna notita desde lejos es algo que de seguro volveremos a hacer.

Budapest_Portfolio_057

  1. Ir a un partido de fútbol

Y si no entiendes este deporte, mejor. Porque vas a empezar a emocionarte solo de ver a los demás emocionados. Olvídate si es Messi, Ronaldo o Piqué el que está en el campo, la mejor parte es gritar, brincar y celebrar.

Sevilla_Portfolio_653

  1. Pedir de ese menú que no sabes lo que dice

Ese menú que no entiendes porque no tiene ni una sola foto no es un problema. Al contrario, pedimos a ciegas y terminamos pidiendo más.

Primeras12HorasJapon_008

  1. Nadar en otras aguas, otros mares

Por más miedo que le tenga a las profundidades, me tiré en ese mar diferente. Dicen que el agua salada lo cura todo. ¡Tírate!

Santorini_Portfolio_278

  1. Comer un (o dos) gelato frente al Ponte Vecchio

Que no sabemos qué tienen, pero como los gelatos de Florencia no hemos vuelto a comer en ningún rincón de este mundo.

20Cosas1Vez001

  1. Cuidar elefantes

El tema de los elefantes de Tailandia es sin duda de lo que más nos preguntan. La fascinación por estos animales es colectiva, y no hay porqué dudarlo. Son nobles, amorosos y muy juguetones.

ChiangMai_Portfolio_156

  1. Nunca dejar de sentir emoción al volver a casa

La razón por la que viajamos es para conocer lugares diferentes al nuestro. Sin embargo, nunca hemos sido ni seremos tan felices como en nuestra Isla. Regresar a casa, ver las fotos, recordar las historias y contarlas a todos es de los mejores placeres de viajar. Al fin y al cabo viajamos para eso. Para conocer otras ciudades y tener la certeza de que vivimos en el paraíso.

Primeras12HorasJapon_002

Son muchas más las cosas que volveríamos a hacer, las ciudades que volveríamos a visitar y los viajes que repetiríamos. Si hay algo que te está tentando a volverlo a hacer, compártelos y déjanos saber en los comentarios.