Cordoba España

Una de las razones que más nos motivan a viajar es tomar fotos. No solo porque son los mejores recuerdos que uno tiene del viaje, sino porque es exponerse a escenarios desconocidos, y es ahí donde la creatividad y el ojo se agudizan. En Puerto Rico nuestro trabajo es la fotografía, pero llega un punto en que uno se acostumbra a ver los mismos lugares y toma las fotos en automático. Si bien hay un dicho que dice que “de los mejores momentos no hay fotos porque no hubo tiempo para tomarlas”, para nosotros los mejores momentos son cuando nos sentamos en casa a ver las fotos que tomamos, que no hacen otra cosa que remontarnos a cada lugar que visitamos. Dicen que un viaje se vive tres veces: cuando lo planificamos, cuando lo hacemos, y cuando lo recordamos. El propósito de este post es darles unos cuantos tips que usamos para tomar mejores fotos en nuestros viajes.

1. No tomes fotos en exterior a medio día

Este es uno de los consejos más esenciales. Al menos la mayoría de mis fotos las tomo en el amanecer o en el atardecer, ya que la luz es mucho mejor. La luz del sol al mediodía es muy fuerte y viene de muy arriba, lo que hace que se creen sombras debajo de los ojos, algunas cosas salgan muy claras y otras muy oscuras. Y no es que no hagas nada al mediodía, pero quizás esta es la mejor hora para visitar museos que son cerrados (también porque hace calor afuera), almorzar o si ya llevas mucho caminando quizás regresar al hotel y dar un baño o un descanso.

Atardecer en el Grand Canyon

Atardecer en el Gran Cañón del Colorado

amanecer Santorini

Amanecer en Santorini, Grecia

pd4_9650

En el tope del CN Tower, Toronto, cuando comenzaba a atardecer. Hicimos la reservación del restaurante para una hora antes de que comenzara atardecer para poder aprovechar este espectáculo. Al medio día es totalmente distinto.

2. Buscando ejemplos de fotos e información de esa ciudad (Google it)

Esto no para copiarte, sino para que veas desde que ángulos son mejor retratar algunas cosas y para que aprendas de más lugares de interés que quizás no sabías. Igualmente hay lugares que a ciertas horas son más bellos. Por ejemplo, hay calles que de día dicen muy poco, pero cuando cae la noche y las luces se encienden es otra historia. Inspírate, no copies.

Parlamento Budapest

Parlamento de Budapest, Hungría. Para fotografiarlo, vimos en Google que había que cruzar al otro lado del río Danubio para que pudiera salir completo en una foto.

japonfotos_blogpost_019

Leímos que esta calle de Kioto era “mágica” en la noche. Sí que valió al pena esperar.

3. Usa HDR pro o alguna app similar en tu celular o cámara

Quizás haz pasado por un momento en que ves una escena con un paisaje y un cielo espectacular y cuando tomas la foto el cielo sale bien pero la estructura o la persona salió oscura completamente. Este tipo de Apps del celular o de algunas cámaras lo que hacen es tomar dos fotos de lo mismo pero con diferentes exposiciones. En una hace que el cielo salga correcto (y la estructura oscura) y la otra hace que la estructura salga correcto y el cielo seguramente sobre expuesto o blanco. Luego une ambas imágenes. Lo único que debes hacer es quedarte bastante quieto por dos o tres segundos a lo que la cámara o celular toma las fotos y se procesa. Cuando usamos el celular, utilizamos la app HDR PRO.

Cordoba_Portfolio_094

Atardecer en Córdoba. Si no utilizáramos HDR, seguramente el cielo salía bien, pero los techos y las casas salían oscuros.

Brujas_Portfolio_427

Anochecer en Brujas, Bélgica. Con HDR recuperamos tanto la iluminación del suelo como el color del cielo.

4. Incluye personas en tus composiciones 

En esto es tener un balance. A veces podemos fotografiar un escenario solo y va a ser un espectáculo, pero otras veces con añadirle a una persona caminando, posando o que simplemente estando ahí le podemos dar mayor peso a una foto. Esto sirve para poder comparar. No es lo mismo ver la Torre Eiffel sola en una foto que poder ver lo grande que es cuando hay una persona al lado de ella y la persona se ve tan pequeña.

consejos de fotografias de viaje

El Vaticano

Fotografia de viajes

Coliseo Romano

Viena guía de viaje

En Viena, Austria

5. “Juega para la luz” 

Esto se refiere a que estemos pendientes de qué dirección viene la luz y para esa dirección es que debemos posar o decirle a la persona que pose. Un truco para saber darnos cuenta un poco más fácil es con nuestra mano. Solo tenemos que cerrar el puño y ver hacia donde cae la sombra debajo de los nudillos. Busca la luz y juega con ella como mejor te favorezca.

Toledo_Portfolio_072

AmsterdamGuia2005

Venecia_Portfolio_591

japonfotos_blogpost_018

Esta foto fue un poco de suerte, pues la chica casualmente miró hacia ese lado. Había un foco de luz al lado derecho. Por eso su cara sale iluminada. Si hubiese virado la cara para la izquierda no salía bien en la foto, pues hubiese salido oscura totalmente.

 

La fotografía en fin es una mezcla de un poco de arte mezclada con la aplicación de diferentes técnicas. Es cuestión de siempre mirar lo que estamos fotografiando y pensar cómo puede salir mejor. Con las fotos contamos historia, y uno que otro detallito puede cambiarla totalmente. Para tu próximo viaje toma nota y aplica estos tips. Ya verás cómo nace el fotógrafo que hay en ti.