Avion en JFK

Vivimos en la era de las tarjetas de crédito, los puntos rewards y las ganas de viajar el mundo. Cuando estas tres cosas se combinan, no puede uno hacer otra cosa que no sea aprovechar cada oportunidad para sacarle el máximo a los gastos del diario vivir para que se conviertan en un ahorro al bolsillo a la hora de viajar. La aerolíneas ofrecen millas de vuelo cada vez que viajas, pero si no viajas, no estás acumulando. Contrario a este sistema, las tarjetas de crédito de las aerolíneas y páginas de planificación de viajes te permiten continuar acumulando puntos en cada pago que haces. La compra en el supermercado, la cena en el restaurante y hasta el pago de la luz y el agua se pueden convertir en puntos para viajar. Aquí les compartimos algunos tips para sacarle el provecho a estas:

  1. Aprovecha las promociones

Las tarjetas de crédito de aerolíneas y páginas de comprar estadías están constantemente publicando promociones en las que puedes aprovechar y ganar una buena cantidad de puntos con tan solo la primera compra que hagas. Esto tienes que aprovecharlo cuando te la aprueban, porque son promociones para nuevo clientes. Por ejemplo, hay tarjetas que acumulas 1 punto por cada dólar que pagas con ella. Pero como parte de una promoción, en nuestra primera compra acumulamos un poco más por cada dólar. Ahí es cuando aplicamos el siguiente punto.

  1. Paga gastos grandes con la tarjeta

Si eres de los que siempre tiene al día las tarjetas de crédito porque le agobia pagar intereses, estas tarjetas son una buena opción. Hay que saber aprovechar grandes gastos que se nos presentan para acumular puntos. Si tienes que comprar una nevera nueva porque se te daño la que tienes, dar un pago alto de algo o simplemente dar un tarjetazo, utiliza la de acumular puntos. Nada mejor que sacarle provecho a ciertos gastos que no teníamos en mente. Y no solo es bueno usarla para gastos grandes, sino en el diario vivir. Poquito en poquito uno sin darse cuenta va acumulando puntos.

  1. Ten varias tarjetas que acumulen puntos (no todas son para vuelos)

Esto no significa que saques todas las que existen ni que te embrolles en todas y cada una. Significa que no dependas solo de una. Delta, American Airlines, entre otras aerolíneas tienen sus tarjetas de puntos. Pero también la página Orbitz tiene la suya, y qué buen provecho le hemos sacado. No solo se puede pensar en gastar los puntos para vuelos, sino que estos puntos pueden cubrir el costo de estadías en hoteles. Nuestro estilo es conseguir el vuelo más económico posible, para gastar los puntos mejor en hoteles que nos brindan una experiencia que dura varios días.

  1. Lee las reglas, términos y condiciones de la tarjeta de crédito

Esto es algo que pasamos por alto, no solo en tarjetas de crédito, sino en casi todo. Rápido apretamos el botón de “Aceptar términos y condiciones” sin leer ni el primer punto. Para las tarjetas de aerolíneas, puede que en ocasiones beneficien a cierto tipo de viajero que no eres tú. Por ejemplo, hay tarjetas que la mayoría de los beneficios que ganas con los puntos es si vuelas en primera clase.

  1. Invita a tus amigos a solicitar la tarjeta

¡Tus amigos se convierten en puntos! Bueno, no así literalmente. Pero si invitas a un amigo a solicitar la tarjeta, y este la pide y se la aprueban, seguramente te ganes una buena cantidad de puntos. Dicen que “un amigo es un peso en el bolsillo”, pero en lenguaje de viajero, un amigo puede ser un par de puntos.