kyoto_00009

Las mujeres acostumbramos a llevar en la cartera ciertas cosas que literalmente nos pueden “salvar la vida” en muchas ocasiones. Aunque no siempre se usen, deben estar ahí para sentirnos seguras. Dicen que “mujer preparada vale por dos”, y puede eso aplicarse a tanto hombres como a mujeres cuando nos toca viajar.

Aunque viajemos carry on y llevemos la maleta con nosotros en el avión, el bolso de mano es el más accesible en caso de alguna pequeña emergencia o situación que resolver. Aparte del pasaporte, que sin eso no viajamos, hay un listado de cosas que siempre tenemos en nuestro check list para asegurarnos de llevarlos en ese bolso o backpack. Algunas cosas podrán parecer obvias, pero créannos, hay otras que no y sí que resuelven. A continuación una lista de las cosas que no vas a querer dejar fuera del bolso de mano para tu próximo vuelo:

  1. Un libro, revista, algo para entretenerte

Esto parece muy básico y obvio, pero en un momento de rush se le puede a uno olvidar algo tan necesario. No todo el mundo tiene el talento de dormirse fácilmente en un avión como Pablo, y si eres como yo que el aburrimiento ataca y el desespero comienza a apoderarse, algo para entretenerse pasa a ser esencial.

  1. Battery pack para el celular

No hay peor cosa que quedarse sin batería en el celular en medio de una escala entre vuelos o al llegar al destino. No solo porque nos gusta estar conectados a las redes, sino porque muchas veces ahí es donde tenemos la información del hotel, el vuelo o hasta confirmaciones de la aerolínea. No todos los gates de aeropuerto tienen muchos enchufes o estaciones de carga. Es mejor llevar nuestro propio battery pack y así nos ahorramos el mal rato.

  1. Medicinas básicas

Nada como un dolor de cabeza o una reacción alérgica en un vuelo de largas horas. Siempre tener a la mano aspirinas, acetaminophen y algo para las alergias como benadryl resuelven, y de qué manera. Por otro lado una Cold & Sinus no está de más.

  1. Snacks

Cuando el hambre ataca y lo que hay son pretzels o maní puede uno pasar hambre y con eso vienen los dolores de cabeza y otras cosas. No todas las aerolíneas tienen tanto para ofrecer de comida, así que un snack pequeño como una barrita o unas papitas son un must en el bolso de mano.

  1. Audífonos

Algunas aerolíneas regalan los audífonos, otras los venden. Casi siempre tengo la suerte de que los que me dan están dañados, se escucha mal, o solo se escucha de un lado. Si queremos ver una película para entretenernos en un largo vuelo, uno buenos audífonos pueden ser pieza clave.

  1. Un abrigo o estola

A veces el frío aprieta y un abrigo o estola nos sirve de sábana. Es más, sirve hasta para uno taparse la cara si quieres dormir.

  1. Enjuagador bucal o cepillo y pasta dental

Quizás en vuelos cortos y sin escalas esto no sea TAN necesario. Pero cuando pasas más de 24 horas entre vuelos, llega un momento en que quieres meterte en una ducha. Has pasado por varios aeropuertos, varios aviones, has pasado frío y has sudado cargando la maleta corriendo. En fin, necesitas un momento para refrescarte. Esto te va a salvar la vida.

  1. Bolígrafo

Sé que pensaste “¿y para qué necesito un bolígrafo en mi bolso de mano?”. Pues para ahorrarte tiempo. En muchos vuelos internacionales reparten unas hojas de Aduana que tienes que llenar con cierta información. Si no tienes un bolígrafo a la mano vas a tener que esperar a llegar al aeropuerto y buscar un bolígrafo, que seguramente los pocos que hay en la zona de control de aduanas están siendo usados por otras personas que como tú, olvidaron su bolígrafo. Tampoco ocupa espacio, así que nada cuesta echarlo en el bolso.

  1. Toallitas desinfectantes

Aquí haré la aclaración de que soy una persona un poco “maniática” con esto de la limpieza y los microbios. Esas mesitas en el avión apenas hay tiempo para limpiarlas, así que quién sabe cuántas personas no solo han comido, sino han puesto pertenencias ahí. Vienen unas toallitas desinfectantes que sirven perfectas para pasarlas por la mesita. Igualmente si vas al baño del avión o algún aeropuerto y no tiene jabón para lavar las manos puedes usar una toallita.. Vamos, que la buena higiene nos salva siempre de uno que otro catarro.

Con cada vuelo nos damos cuenta de algo nuevo que es necesario echar en el bolso de mano. Si fuera por mí echaba hasta mi cama con todo y almohada. Pero como eso no es posible, es cuestión de saber qué cosas necesitaremos para estar cómodos y poder resolver en cualquier situación. Son horas largas sentados y cualquier cosa puede ocurrir. Desde un poco de hambre, hasta desmayarnos (sí, me desmayé en un vuelo).

Ahora bien, cambiaremos ese famoso dicho y diremos: “Viajero precavido vale por muchos más que dos“. Si tienes algo que siempre te resuelve la vida y no dejas por nada del mundo, compártelo en los comentarios para así nosotros añadirlo a nuestro check list.

¡Buen viaje!