Hotel El Blok Vieques

Un tesoro enorme de estructura curveada en pleno malecón.

 

Hotel El Blok Vieques

Hotel El Blok Vieques

Aparte de su interesante diseño arquitectónico, cosa que le ha merecido diferentes reconocimientos a nivel mundial, este lugar es hotel, restaurante y bar. El lujo y lo relax se mezclan con armonía para convertirse en EL BLOK, una de las hospederías más encantadoras que nos hayamos quedado. Así que como es un todo en uno, vamos por parte y con calma, que en VIEQUES no hay prisa que valga.

El Blok Vieques

Hotel El Blok

La Terraza

El Hotel

Más que hotel, diríamos que es una experiencia. Lejos del tradicional lobby donde hacemos el check in, nos esperaba una mesa donde rápidamente nos dieron la llave de nuestra habitación. Ya con eso sabíamos que algo andaba bien. Un par de pasos fueron suficientes para aterrizar en la barra del “Patio” (primer piso) donde tomamos un Gin Gin y un Champagne Thing que nos prepararon Yanira y José. Permítannos llamarlos por su nombre, pues como ven, ya nos sentíamos como “en casa”. Del menú de cocteles les hablaremos luego.

El diseño del hotel, inspirado en los corales alrededor de la isla, juegan con la entrada de luz y brisa a través de todo el espacio. Concreto, colores y formas es la receta que compone este lugar tan acogedor. Con solo 22 habitaciones, se puede decir que es un oasis de tranquilidad y relajación. El último piso del edificio de apenas cuatro niveles es una terraza con vistas panorámicas, barra y una piscina “infinity”.

La decoración de las habitaciones son una mezcla de lo contemporáneo y lo ecléctico. Aún adentro del cuarto se siguen distinguiendo los detalles del diseño ovalado. Lo simple y lo moderno fueron la perfecta combinación para que nos continuara gustando más aún el hotel.

Vieques

Hotel Vieques

Hotel El Blok Vieques

Nuestra habitación

El Restaurante

La oferta culinaria del Blok, del Chef ejecutivo Carlos Pérez, es variada y exquisita. El estilo creativo y diferente se percibe también en el menú. Durante el desayuno puede uno saborear unos Egg Benedict que en vez de pan vienen con una arepa de coco, o unas Tostadas Francesas de mallorca. Así mismo el Blok Continental es un plato de frutas locales, yogur preparado allí y granola. Hay de todo para cada gusto.

Durante el almuerzo el menú es más light para prepararnos para el banquete de la cena. Nuestros favoritos sin duda alguna fueron el ceviche, preparado con el pescado fresco del día, y los churros. Si vas al Blok y no probaste los churros, vuelve que se te quedó algo. Los churros del Blok es uno de los mejores postres que hemos comido. Acompañados de chocolate oscuro, dulce de leche y leche condensada, se bautizaron como el cierre con broche de oro de cada cena.

Hotel El Blok

Churros

El Blok

Blok Continental

El Bar

Ahora volvamos al Gin Gin y al Champagne Thing que nos prepararon Yanira y José. El carácter desigual que impera en todo lo que hemos hablado continúa en el menú de cocteles. Desde el Chichaito Martini preparado con Ron Barrilito, café Hacienda San Pedro y anís, hasta el Blok Punch. Vaya usted y sea testigo. Entre tanto, nos movimos a la barra de la Terraza, donde le recomendamos no irse sin antes probar El Viequense.

Tanto la oferta culinaria como los cocteles colocan al Blok en un paraje clave para el turista foodie que visite Vieques. La estadía se perfecciona con solo echar un ojo a los alrededores del hotel que se ubica en pleno Malecón Esperanza, uno de los sectores más visitados por turistas locales e internacionales. La playa queda al cruzar la calle y está ubicado en el mejor spot para apreciar la increíble puesta de sol.

El Blok

Una de las vistas desde la Terraza

Party en Vieques

El Gin Gin y el Champagne Thing

Normalmente buscamos hoteles en todas partes del mundo que tengan buenos ratings, excelentes reviews y muchas estrellas. Si buscas eso de EL BLOK, 5 estrellas no son suficientes, pues encuentras una en cada una de las personas que allí te atienden. Si algo se nos quedó de nuestra estadía fue el buen trato, el excelente servicio y las sonrisas que allí recolectamos.

No podemos negar que ir a la Isla Nena nos puso los pies en la tierra. Mientras nos hemos pasado buscando destinos particulares por el mundo para pasar las vacaciones, esta isla nos esperaba desde hace mucho tiempo. Como todo destino que nos enamora, quedamos pendientes para volvernos a ver.

Conocer más de El Blok.