Brujas guía de viaje

Así como se ve en las fotos, así de impresionante son las calles de Brujas. Quizás hasta un poco más. Cada esquina es una estampa digna de una postal. Los lagos llenos de cisne, las calles, las carrozas, las estructuras, todo te hace sentir en una época anterior a esta. Sin duda es una ciudad muy romántica y tranquila. Reconocemos que estuvimos más del tiempo que era necesario, pero nos sirvió de descanso en medio de nuestro viaje y nos ayudo a ganar energías para continuar las otras dos semanas que nos faltaban para continuar explorando Europa. En Brujas celebramos mi cumpleaños (Diana), lo que lo hizo más especial aún.

Información general:

Moneda: euro

Documentación necesaria: pasaporte

Idioma: alemán

Transporte: llegamos a Brussels en avión y de ahí tomamos un tren hasta Brujas. Para llegar al hotel tomamos un taxi. Brujas es súper pequeño y se puede explorar caminando.

Dónde dormir: es una ciudad sumamente pequeña, así que todo queda cerca de todo. Nos quedamos en un hotelito que se llama Relais Bourgondisch Cruyce, y resultó ser en sí una atracción para los turistas, ya que fue el hotel donde se filmó la película In Bruges.

Días recomendados: 2 o 3 días

Comida: increíble para nosotros, además del chocolate, en Brujas todo es papas fritas, hasta el punto de que hay el Museo de las Papas Fritas. Es el acompañante para todo plato y en la plaza principal hay food trucks solo de papas fritas. No encontramos un lugar del cual nos enamoráramos, y encima de eso los precios de la comida son súper caros en todos lados. Lo que sí vale la pena resaltar son los waffles que se consiguen en todas partes, pues es el postre típico de Bélgica. Es, sin duda alguna, una de las cosas que más extrañamos de Brujas.

Qué ver: el Centro Histórico, el Markt, Burg Square, la torre Belfort, el Choco-Story The Chocolate Museum, ver los lagos llenos de cisnes, shops de chocolate

This slideshow requires JavaScript.