AirBnB vs Hotel

Con nuestra visita a la ciudad de Toronto nos estrenamos como Airbnb-ers. Hace mucho queríamos utilizar este servicio de hospedaje y aprovechamos nuestro viaje a Canadá para hacerlo.

¿Y qué tal? Increíble. La experiencia fue mejor de lo que esperábamos. Nos hospedamos en un loft del cual inmediatamente nos enamoramos y luego no sabíamos cómo despedirnos.

Una de las promesas de este servicio es hacerte sentir que eres parte de una ciudad, aunque sea por unos días, y definitivamente la cumple. En un hotel uno nunca dejará de sentirse un turista, que no está nada mal, pero la experiencia de vivir por unos días como un local en una ciudad desconocida fue fascinante.

Y uno se pone a comparar los pros y los contras de quedarse en un Airbnb vs. un hotel, y no logra llegar a una conclusión de cuál es mejor. La realidad es que ambas opciones son buenas. La decisión va a depender de muchas cosas como el budget, cantidad de días que vayan a hospedarse y necesidades.

HotelesVsAirBnb_BlogPost_001

Cuarto del hotel Chateau Fleur des Lys, en Quebec

HotelesVsAirBnb_BlogPost_004

AirBnB en Toronto

 

Entre vuelos y escalas nos sentamos a anotar unas cuantas diferencias entre ambos servicios:

  1. Si el viaje es de muchos días y uno quiere viajar carry on, hospedarse en un Airbnb puede ser la salvación, pues muchos de ellos tienen lavadora y secadora. Aunque muchos hoteles ofrecen el servicio de laundry, no son muy económicos que digamos. Por ejemplo, en nuestro viaje de un mes por Europa nos hubiese beneficiado quedarnos en un Airbnb al menos a mitad de viaje. Enviamos unas cuantas piezas de ropa de Pablo a lavar y por cada camisa nos cobraron 4 euros. Por cada pantalón fueron 8 euros. Que no está mal, porque es un resuelve. Sin embargo en un Airbnb esto puede significar un ahorro bastante grande.
  1. Vacaciones significa no cocinar ni limpiar. Así que un hotel con Room Service y housekeeping vienen como anillo al dedo. Pero esto no quiere decir que vamos a un Airbnb a pasar trabajo. El beneficio de tener una cocina también puede ser positivo, aún cuando no cocinemos. Por ejemplo, en el que nos quedamos había una máquina de Nespresso y todas las mañanas nos hacíamos nuestro café (bueno) allí mismo sin tener que salir. Puede uno hacer una pequeña comprita y tener para saciar los antojos y picar.
  1. Hablando de housekeeping, en los hoteles tienes este servicio. Sin embargo, el Airbnb nos ofreció la privacidad y certeza de saber que nadie iba a entrar al apartamento mientras no estuviéramos. Esos días el apartamento fue solo nuestro.

 

Airbnb Toronto vinos de Cortesía

Así nos recibió la dueña del AirBnB en Toronto

AirBnb en Toronto

Baño de AirBnB

  1. Muchos hoteles incluyen el desayuno, que es un servicio que a nosotros nos gusta mucho porque nos levantamos, comemos allí mismo y salimos listos para comenzar la agenda del día. Tuvimos la suerte de que en Toronto teníamos varios sitios que vendían desayuno cerca, así que nos turnamos cada día para buscarlo. De todos modos teníamos café allí para comenzar el día. Pudimos haber comprado cosas para prepararnos el desayuno, pero preferimos salir y comprarlo ya hecho.
  1. Como ya había mencionado, el Airbnb te da la sensación de que estás viviendo en esa ciudad, aunque sea por dos o tres días. El hotel por su parte te da el feeling de turista.
  1. Aunque las horas para hacer check-in y check-out son casi las mismas entre hotel y Airbnb, lo bueno del hotel es que entras y ahí están en el front desk para atenderte no importa la hora que llegues. En el Airbnb tienes que ponerte de acuerdo con la persona para que esté allí esperándote para entregarte llaves y demás. Corrimos con las suerte de que la dueña del loft donde nos quedamos vive justamente en el piso de abajo, así que siempre estaba allí.
  1. En un hotel tienes el concierge que está allí para cualquier recomendación que necesites de qué hacer, a dónde ir, dónde comer, etc., casi todas por la línea de lo que haría un turista. Por otro lado, la mayoría de las personas que tienen apartamentos en Airbnb les gusta v     recomendar sitios de ir y comer como lo haría un local. Ambas opciones son buenas, simplemente que para los gustos, las recomendaciones. Siempre está la opción de buscar por internet y leer recomendaciones en diferentes páginas y blogs.
Baño Hotel en Quebec City

Hotel Chateau Fleur des Lys, Quebec

Airbnb en Toronto

AirBnB de Toronto

Precios

Como estas, hay muchas diferencias entre la experiencia de un hotel y quedarse en un Airbnb. Pero, ¿cuál es más económico?

Aunque en muchas ciudades alquilar a través de Airbnb resulta mucho más barato que un hotel, no siempre es así. Un estudio reciente reveló que en algunas de las principales ciudades de Europa y Estados Unidos los hoteles son la mejor opción para el bolsillo. Barcelona, Austin, San Francisco y Los Ángeles son algunas de las que sale más caro alquilar un Airbnb.

Por el contrario, en Londres, Paris, Venecia, Madrid, Nueva York, Toronto, Chicago, entre muchas otras, es más beneficioso Airbnb. Claro está, todo va a depender de las comodidades y lujos que andemos buscando. Así que nuestra recomendación es determinar un budget y tomarse un buen rato para hacer research de precios para comparar.

Tanto para un hotel como para un Airbnb siempre recomendamos leer los reviews de personas que ya se han quedado, ver fotos, localización y hasta ver los alrededores en Google Maps. La experiencia que tenemos en una ciudad depende de muchos elementos como el clima, nuestro estado de ánimo, el trato de la gente, entre otros. Definitivamente el lugar donde nos hospedemos es uno de los más importantes.