DAY2_Madrid_NikonD750_0061

Uno se disfruta un viaje desde el momento en que la idea aparece en nuestra mente. El proceso de planificación puede resultar en ocasiones estresante, pero nunca deja de estar lleno de emoción. Tenemos un bucket list, ya sea escrito en un papel o en la mente. Sin embargo, no necesariamente ese destino que te lleva rondando la cabeza hace meses es el indicado para estas próximas vacaciones que se avecinan. Hay ciertos detalles que hay que analizar para planificar el viaje perfecto. Estos pasos no necesariamente tienen un orden en específico, pero son detalles esenciales que hay que evaluar.

1. ¿Cuántos días tengo?

Hay destinos que con 4 días que vayas es suficiente. Sin embargo, hay lugares que necesitas mucho más. Para esto también hay que determinar la distancia, ya que a veces perdemos hasta más de dos días de las vacaciones en los vuelos solamente. No todas las ciudades tienen tanto para ver (al menos lo necesario). Por ejemplo, Las Vegas requiere menos días que París. Necesitas más días para conocer Kioto que para conocer Bangkok. Así que este primer punto es determinante. Una vez sepas cuántos días tienes para viajar, podrás comenzar a llenar la lista de posibles destinos.

2. ¿Qué es lo que quiero hacer?

Hay lugares para tirarse en una hamaca o en una silla de playa y literalmente ver el tiempo pasar relax. Por lo contrario hay lugares donde la aventura y el party son la orden del día. Estas ciudades se mueven rápido y uno se mueve con ellas. Algunos destinos son para conocer historia, cultura, visitar museos y aprender. Así que tú eliges lo que te apetece. Hacernos esta pregunta ayuda muchísimo. Porque mucha gente comete el error de estar claros de que necesitan unas vacaciones de relajación pero se empeñan en que quieren ir, por ejemplo, a Nueva York. Entonces de regreso a casa necesitan unas vacaciones de las vacaciones. Llegan más cansados de lo que estaban antes.

Praga_Portfolio_0153. ¿Voy solo, en pareja, con familia?

Hay destinos que se prestan para ir con niños y la familia, hay otros que son predilectos para ir en pareja y ponerse uno un poco romántico. Igualmente hay destinos muy apropiados para los solo travelers. Nada, que es cuestión de ver con quiénes vamos a viajar. Esto ayuda mucho, en especial si uno va con niños, ya que hay que tener en cuenta las actividades que son apropiadas para los menores, igualmente hay lugares donde no están permitidos.

Santorini_Portfolio_3124. Buscar las temporadas altas y bajas

Cada destino tiene sus temporadas altas y sus bajas. Verano y diciembre son casi siempre temporadas altas. Esto es algo que hay que tomar en cuenta a la hora de pedir vacaciones en el trabajo. Aunque tratamos de viajar varias veces durante el año, nuestro mes es septiembre. Lo separamos y para nosotros es sagrado. La razón es que no solo ambos cumplimos años en septiembre, sino que es nuestro aniversario de boda, así que matamos no dos, sino tres pájaros de un tiro. La celebración se extiende el mes completo. Casualmente septiembre en muchos lugares es cuando comienza la temporada baja.

Si hay un destino que te lleva rondando la cabeza, sería recomendable verificar cuáles son las temporadas altas y bajas antes de pedir las vacaciones en el trabajo.

5. Verificar los climas

Así como verificar las temporadas altas y bajas, es súper importante verificar el clima. Esto no solo por si hace frío o calor, sino porque hay ciudades que son de mucha lluvia durante algunos meses del año. Cuando visitamos Tailandia afortunadamente todos los días hizo un sol increíble. Fuimos en septiembre, y los meses lluviosos son entre mayo y octubre. Los mismos empleados de los hoteles nos hablaban de los sorprendidos que estaban por los días tan bonitos que hicieron. ¡Qué suerte! Por otro lado, la primera vez que fuimos a Europa fue en enero, y aunque era un paisaje hermoso las ciudades con toda la nieve, nos topamos con que en París la Torre Eiffel y los Jardines de Versalles estaban cerrados al público por las nevadas. Ahí corrimos con un poco de menos suerte.

Phuket_Portfolio_2306. Verificar precios y determinar un budget

Una vez tenemos un más o menos de lo que queremos hacer, con quiénes vamos a viajar, cuántos días tenemos, etc., comienza la búsqueda de precios de vuelos y hoteles. Obviamente las temporadas bajas tienen mejores ofertas. Hay muchas formas de ahorrar cuando viajamos. Igualmente es importante determinar un budget por aquello de no gastar de más o trepar las tarjetas.

7. La comida y el idioma

La comida y el idioma de un país no debe ser determinante para saber si lo visitamos o no. Al contrario, probar cosas nuevas y escuchar a alguien hablar algo que no entiendes es de las cosas que más nos gustan de viajar. Esa sensación de estar como perdido pero a la vez seguro de que estás donde debes estar es increíble. Sin embargo, hay personas que no comen muchas cosas y en algunos países se las verían un poco mal. Aunque en todos sitios hay lugares para comerse un sandwich o una pizza, siempre es bueno echarle un ojo a la oferta culinaria de cada destino. En cuanto al idioma, al menos saber cuál es para estar preparado.

Tokio_Portfolio_106Habiendo seguido todos estos pasos, cuéntanos para dónde vas en tus próximas vacaciones. ¡Nosotros ya tenemos un idea!