phuket guía de viaje

Luego de varios días en la ciudad de Chiang Mai que fue nuestra primera parada en Tailandia, tomamos un avión que nos llevó hasta Phuket, algo parecido al paraíso.

Cuarto y Quinto día: 

Llegamos a Phuket. Nos quedamos en Anantara Phuket Villas. Allí teníamos nuestras propias bicicletas y podíamos explorar el enorme resort, ir a la playa y pasear. Relajarse es la única obligación en Phuket. La villa tenía piscina privada y un verja a vuelta redonda que hacía que esa fuese nuestra casita privada por el corto tiempo de estadía. En Phuket vimos uno de los atardeceres más impresionantes.

Phuket_Portfolio_218

Phuket_Portfolio_227

Phuket_Portfolio_216

Estuvimos tres días y dos noches, por lo que decidimos quedarnos todo ese tiempo para descansar. Hay tours que te llevan a diferentes islas, como la que es famosa porque filmaron James Bond. Sin embargo preferimos aprovechar la espectacular villa y recargar energías para nuestra tercera y última parada: Bangkok.

Phuket_Portfolio_236

Phuket_Portfolio_231

hotel en phuket

Phuket_Portfolio_245

Phuket_Portfolio_226

Phuket_Portfolio_222

Sexto día:

Nos despedimos de Phuket y en la tarde llegamos a Bangkok. Nos montamos en un taxi para que nos llevara al hotel. Aprendimos que en Bangkok no hay al parecer ni carriles ni límite de millas para conducir. Vivimos para contarlo. Ese día intentamos entrar al Gran Palacio, pero llegamos tarde y ya habían cerrado, así que volvimos al hotel y vimos la ciudad de noche desde el piso más alto del hotel, The Okura Prestige

Bangkok_Portfolio_522

Bangkok_Portfolio_516

Bangkok_Portfolio_517

Bangkok_Portfolio_522

Séptimo día:

Temprano nos fuimos en taxi para visitar el Gran Palacio, el Buda acostado y al mercado. Ya Pablo había leído acerca de ciertos tourist traps y gracias a eso no caímos en varios. Primero, los taxistas hacen paradas en diferentes souvenir shops para cobrar comisión de estos. Hay que asegurarse antes de montarse de que el taxista no hará paradas en ningún lugar. Segundo: nos insistían en que el templo de Buda Acostado estaba cerrado para llevarnos a otro lugar donde hay otra estatua de Buda. Todo para cobrar. No hicimos caso y estaba abierto el templo. Así que nos sirvió de mucho leer primero todo eso acerca de los tourists traps.

Bangkok guía de viaje

Bangkok_Portfolio_527

Bangkok_Portfolio_529

Bangkok_Portfolio_532

Bangkok_Portfolio_531

Bangkok_Portfolio_533

Así culminó nuestro viaje por Tailandia. En un futuro deseamos regresar a Phuket para conocer las áreas fuera del hotel que no visitamos. Hay momentos que quedarnos en el hotel es la mejor forma de recargar energías luego de dos semanas en Japón y Tailandia. Ambas culturas que no conocíamos y que desde temprano nos levantábamos todos los días para aprovechar cada minuto. En total visitamos tres ciudades: Chiang MaiPhuket y Bangkok.