Viajando con perro

Para muchas personas irse de vacaciones no significa separarse de sus mascotas, dejarlas en un cuido o a algún familiar. Viajar con tu perro o gato puede significar un costo y planificación adicional a la regular, pero si lo tuyo es andar siempre con ellos, aquí te explicamos lo que debes saber.

Existen tres formas de llevar la mascota en un viaje:

  1. Contigo en el avión, ya sea en la cabina como tu equipaje de mano o en la parte del cargamento. En ambas tienes que pagar por “exceso de equipaje”. Algunas aerolíneas simplemente no ofrecen esta opción.
  1. En otro vuelo en la parte del cargamento. El rate de “exceso de equipaje” es un poco más alto en este caso. Algunas aerolíneas tampoco ofrecen esta opción.
  1. Enviarlo a través de un servicio de envío comercial licenciado. En este caso deberás pagar el fee de cargamento más el fee del envío. Algunas aerolíneas sugieren este servicio, a menos que la mascota sea lo suficientemente pequeña para caber en la cabina.

Lo primero que hay que entender es que cada aerolínea tiene sus reglas y restricciones, por lo que el primer paso es comunicarse con ellos y aclarar los requisitos. La mayoría tienen un límite de mascotas en la cabina que fluctúa entre 3 a 5 por vuelo, por lo que es importante hacer las gestiones con tiempo. El costo para viajar con la mascota ronda los $125. Como exigencias generales y para obtener el Pasaporte de Mascota, el Departamento de Estado de los Estados Unidos requiere:

  • El peso máximo para viajar en la cabina es 20 libras, incluyendo el bulto o jaula.
  • Las jaulas o bultos deben medir no más de 19 pulgadas de lago, 13 pulgas de ancho y 9 pulgadas de alto.
  • La mascota debe estar lo suficientemente cómoda en el bulto como para pararse y dar la vuelta.
  • Algunas aerolíneas no permiten mascotas que no sean perros o gatos.
  • La mascota no puede tener menos de ocho semanas.
  • Las mascotas grandes tienen que viajar como equipaje en el área de carga, donde la temperatura es entre 50 grados a 70 grados Fahrenheit.
  • Si el destino del viaje es un lugar donde la temperatura se espera que baje a menos de 45 grados Fahrenheit, la mascota no puede viajar a menos que el dueño tenga un certificado de aclimatación.
  • Si el destino al que viajan, la temperatura sube a mas de 85 grados o baja a más de 20 grados Fahrenheit, la mascota no puede viajar en el área de carga.
  • Debe tener un Certificado de Salud firmado por un veterinario con fecha de menos de 10 días del viaje. El certificado de salud debe decir que las vacunas están al día.
  • Si el viaje es internacional (fuera de Estados Unidos) deberá obtener un certificado de salud internacional, firmado por el Departamento de Agricultura, el Departamento de Estado y consulado del país destino.
  • La vacuna de rabia tiene que estar al día. Que se la hayan administrado a la mascota hace más de 30 días.
  • La mascota y el bulto deben estar debidamente identificados (chapa con nombre, dirección, teléfono del dueño).
  • Debe llevar medicamentos y suficiente alimento para todo el viaje.
  • Los Estados Unidos no prohíbe ninguna raza. Sin embargo, alguna ciudades sí. Debe verificar si la ciudad a la que va a viajar tiene algunas razas restringidas.
  • Si el viaje es fuera de Estados Unidos y dura más de 30 días, deberá llevar la mascota a algún veterinario del país donde está para que le haga un nuevo Certificado de Salud.
  • El costo del Certificado de Salud va a depender del país en donde se ejerce o a dónde va a viajar. Para este se requiere un examen físico completo, vacunas y/o diagnóstico más elaborado dependiendo el estado de salud del animal.
  • El Certificado de Salud es un documento legal que otorga el veterinario acreditado por la USDA siguiendo estrictas regulaciones para la importación, exportación y transporte de animales.
  • El veterinario está en todo su poder de no otorgar el Certificado de Salud para viajar si determina que el animal no está lo suficientemente saludable o para evitar alguna dispersión de alguna enfermedad.

Otras mascotas:

  • No hay requisito de vacuna contra la rabia a especies como roedores, conejos, peces ornamentales, invertebrados, anfibios y reptiles importados a Estados Unidos. Deben llevar un Certificado Sanitario expedido antes del viaje.
  • Las aves solo pueden entrar a Estados Unidos por los aeropuertos internaciones de Miami, Nueva York y Loa Ángeles. Todas las aves que llegan a Estados Unidos están sujetas a 30 días de cuarentena y otros requisitos.
  • Si la mascota es tortuga o cotorra debes comprobar que no es una especie protegida bajo la “Convention on International Trade in Endangered Species of Wild Fauna and Flora” (CITES). Si ese es el caso, tendrá que solicitar permisos adicionales. Más de 180 países del mundo cumplen con los reglamentos de CITES.

Ahora bien, sabiendo ya en detalle lo que requiere el Departamento de Estado, consultamos a la Dra. Anaís Álamo, DVM, veterinaria y puertorriqueña radicada en Florida, quien trabaja en el Banfield Pet Hospital, de Pembroke Pines Florida.

Álamo no explicó que “muchas mascotas sufren de ansiedad o vértigo al exponerse a situaciones como viajar en carro, tren o avión. Es bien importante que no se administren medicamentos que el Veterinario no haya aprobado, porque muchos pueden tener efectos secundarios en la mascota o ser tóxicos. Muchos de los medicamentos que comúnmente se recomiendan son Acepromazina, Benadryl y Trazodone, pero muchos de estos no se pueden administrar a ciertas razas o a mascotas con ciertas condiciones de salud. Estos pueden causar baja presión, hipotermia, fiebre, variaciones en el ritmo cardiaco y hasta la muerte. Ciertos sedativos no se pueden utilizar en animales que padecen de epilepsia, del hígado, del corazón, entre otras condiciones”.

“No me gusta recomendar sedativos o tranquilizantes para cuando las mascotas van de viaje, a menos que sea un caso extremo. Existen otras opciones para ayudar a tu mascota a sentirse calmada como un “thunder shirt” o un collar de “DAP” (collar de feromonas calmantes). Si la mascota va a viajar en cargo, muchos veterinarios no recomendamos que se administren medicamentos que puedan causar efectos secundarios significantes porque no se tendría la habilidad de monitorear a la mascota en todo momento.”, explicó la doctora, quien añadió que también se pueden recomendar otros medicamentos para controlar nausea como cuando están en un carro en movimiento y les da “car sickness”.

OJO: Todos los perros o gatos que tengan la carita plana o que son brachicefálicos como anatómicamente se le llaman, deben ser monitoreados de cerca cuando viajan debido a que su anatomía impide el que puedan respirar adecuadamente, y más en situaciones de mucho estrés. Para ninguna mascota es recomendable que estén expuestas a altas temperaturas y muchas de las que viajan en cargo están expuestos a altas temperaturas y humedad.

Diferentes signos clínicos que pueden presentarse e indicar que su mascota no se encuentra bien son:

  • respiración aumenta en volumen y frecuencia
  • respirando con la boca abierta (especialmente gatos)
  • utilizan el abdomen cuando respiran
  • están acostados de lado y no se mueven
  • se siente caliente al tocarlo (temperatura real es la rectal, normal varía de 99F-102.5F), – salivando por la boca
  • desorientado
  • no responde al llamarlo

El famoso microchip

El microchip es un aparato pequeño que se coloca bajo la piel de un perro, gato, caballo u otro animal. Los chips son del tamaño de un grano grande de arroz y se basan en tecnología de un pasivo RFID (identificación por radiofrecuencia).

“Recomiendo el microchip a todas las mascotas y más si van a viajar en varias ovaciones. Si la mascota se pierde por alguna razón, el microchip nos ayudará a poder localizar al dueño.”

El veterinario siempre va velar por el bienestar de su mascota.